31 de diciembre de 2012

Feliz año


Ya se va el 2012.
Da igual.
Si vivo en el presente de mis ojos
es porque estoy ayer toda la noche
y me pesa la historia
que han contado los años.

Cuentan una vez más
la suerte de cadáver,
de la infancia perdida,
del amor que se parte como un bocadillo
en el corro de hambrientos.

Ya viene el 2013.
Da igual.
Un año es poca cosa
para el lobo que vive en el mañana
porque se siente hoy,
sombra de las preguntas repetidas.

Ha salido la luna para buscar mi aullido.
No busca el uno, el dos, el tres, el cero.
Sólo quiere mi aullido.

No va con dirección, cruza los días.
No devuelve la luz, pero pregunta
en las horas cuadradas o redondas.

Tiemblan los que comprenden
que hay un desván en las felicidades.
Una puerta en la casa del ahorcado.

Luis García Montero

PD. Gracias por tus lecciones, 2012. Ahora vete, y no vuelvas nunca más.



4 comentarios:

David dijo...

Aún siendo "tu peor año", para mí has sido lo mejor, como siempre.

Mariajo dijo...

Me ha tocado de cerca alguna putada, pero es, seguramente, el año en que más querida y cuidada me he sentido. Como dice un amigo, cuando estás mal, valoras infinitamente el hecho de estar bien. Pues eso.
Te veo esta noche.

Jordi dijo...

Verte feliz, verte sonreír es lo más bonito... te quiero tanto que, a veces, me da miedo.

Sandra dijo...

Esperaba una canción como última entrada del año en el blog... pero claro, García Montero...
Te veo en un par de horas. Y mañana, y pasado, y el otro...