28 de mayo de 2014

Leyes

Creo que ya sé por qué me gustas.. Porque tu nombre al revés empieza con el último trago.. Y aún nos sobra tiempo para jugar con los matices de las vocales griegas o latinas, o no. Total, yo no creo en fronteras..

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustas porque estar contigo no implica renunciar a nada, salvo a la tristeza.

Anónimo dijo...

Felicidades por esa marca!! (Pam)

Mariajo Garrido dijo...

Ey Pam! Bienvenida! Más que la marca (que ha sido flojita), estoy feliz por haber aguantado hasta el final (teniendo en cuenta el viaje de anoche ).. Te voy a echar de menos..

Anónimo dijo...

Dejas de entrenar? no te creo. Dios necesita tus indicaciones léxicas, o semánticas, o lo que sea...

Mariajo Garrido dijo...

Je, cuando Dios sea mi novio, le enseñaré a hablar sólo cuando tenga que pedirme los cubatas..
No home no, dejarlo no, lo justo para mantener la tableta que se empieza a intuir en mi tripa.. pero sí que es cierto que ahora me apetece descansar, pasar tiempo con mis amigos, y así..

Anónimo dijo...

A falta de unas horas: silencio y poesia. Y mañana te lo explico mejor.

Mariajo Garrido dijo...

No te haces una idea de las ganas que le tengo a ese "mañana", y pasado, y al otro, y al otro.. El de después ya me gusta menos..

Anónimo dijo...

Verte en el trabajo... otro escenario ;-) Mi morena (que no morena mía).

Mariajo Garrido dijo...

No gano para moratones de tanto pelizcarme.. no gano..

Mariajo Garrido dijo...

Tic tac tic tac