11 de noviembre de 2008

Bendita rutina

Nos pasamos la vida renegando de la rutina, maldiciendo, uno a uno, cada día igual o parecido al anterior; deseando que nos ocurra algo "diferente", que nos demuestre que somos algo más que máquinas adiestradas... Lo jodido es que, algunas veces, esa diferencia viene de la mano de algún golpetazo en las entrañas. Después de un par de días acompañada de sirenas, salas de espera, miradas impacientes y atemorizadas... sólo puedo decir que deseo, más que nada en el mundo, que regrese la rutina.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Venga, que de peores hemos salido... Este finde no te dejo ni "un tantico así".
Un besazo petarda de la vida
Jor.

Mariajo dijo...

Gracias. Eres el mejor amigo que nadie puede tener. Te quiero