16 de octubre de 2012

Otherside



Conducía esta tarde, no sé del todo bien hacia dónde, cuando sentí la imperiosa necesidad de escuchar Otherside.
Fin de año de 1998, Sala Razzmatazz, primeros acordes de Otherside... Pasa que a veces una canción (como una mirada, una sonrisa o una mentira) corre tan hacia dentro que intuyes, al segundo, que formará parte del resto de tu vida.
La música como refugio y salvación, hoy y siempre. Como los amigos, esos que llegan en bicicleta a rescatarte del miedo, y te recuerdan que la felicidad no debe de estar tan lejos. Pero da lo mismo encontrarla a día de hoy, porque estás sentada en un bar del centro, vestido con mesas raídas de vivencias, tomando una cerveza y punteando cuatro acordes improvisados: how long, how long well I slide...
Y les miras, con el cariño con el que miras un trabajo bien hecho, y sientes que estás a salvo, que nada ni nadie estropeará un futuro incierto pero limpio y transparente. Y les vuelves a mirar, y -por primera vez en muchos días- quieres llorar de alegría y agradecimiento. Y el momento es más intenso cuando la puerta del antro se abre, y te veo acercarte y sonreír, afirmando que no, que nuestro primer beso no tiene nada que ver con esta canción... Y todavía no me atrevo a confesarte que mi convencimiento sobre ello, fue el modo más rápido que encontré para robarte un segundo beso.

Se dice que toda elección implica renuncia. Hoy, de una forma consciente y segura, elijo a Mariajo, tocada y prácticamente hundida, pero viva, a fin de cuentas. Y la elijo a ella, me elijo a mí, porque, algún día, comprenderé que es la más hermosa de todas las elecciones. Hasta entonces, que la música nos aguarde.


7 comentarios:

Leo dijo...

Vos no sabés la buena elección que hiciste... Yo la conocí hará poco más de un mes, y aún estoy flipando. Sos más fuerte de lo que creés, y más todo de lo que creés.

Sandra dijo...

A veces, hay que dar un paseo por experiencias pasadas para ilusionarte, nuevamente, por el futuro. Hoy recordamos un uno por ciento de los millones de momentos vividos. Es lo que tiene elegir a Mariajo, que elijes vivir intensamente hasta cuando vas al super. Tira a cenar, pero ya.

David dijo...

Y lo más importante de esta entrada: temazo!
Y lo siguiente más importante: gracias, a raudales. Últimamente, me tienes un poco alterado y no he tenido ocasión de decirte que estoy orgulloso de ti, alma valiente.

Jordi dijo...

¿Qué pasa?

Mariajo dijo...

Amore!!! ¿Qué tal ese viaje? No pasa ná... una mezcla de estrés laboral y colegas ultrasensibles... Estoy deseando verte y que me expliques todo de esas tierras solidarias. Un abrazo inmenso de amatista y piedra luna.

Jordi dijo...

¿Y por qué no coges el tlf? David y sensibilidad son palabras antónimas... En nada nos vemos, te llevo un regalín.

Sandra dijo...

Jorgeeee!!! No coge el teléfono porque todavía está corriendo para intentar salir de la "selva del miedo" de port aventura. Dios! Te vas a reír tanto... Lo que daría por tener grabado el momentillo en cuestión... es que me acuerdo y me meo!!